Proceso de Constitución de una Cooperativa

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LAS EMPRESAS
El proceso constitutivo de una cooperativa de consumidores es similar al proceso de constitución de cualquier otra forma empresarial o asociativa.

A continuación,  resumimos brevemente los pasos que requiere este proceso:

  • Hay que pensar un nombre que identifique legalmente a la cooperativa, y comprobar que ese nombre no está siendo ya usado por otra cooperativa. 
  • Como toda sociedad, hay que desembolsar un capital social mínimo, las cooperativas son el tipo de empresa que menos capital exigen. 
  • La constitución de la cooperativa y la elevación a público de sus estatutos ha de hacerse en la notaría. 
  • Solicitar el número de identificación fiscal (NIF provisional) que identifica la cooperativa frente a Hacienda. 
  • Presentar (pero sin importe porque las cooperativas estén exentas) el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. 
  • Solicitar la Inscripción de la Cooperativa en el Registro de Cooperativas. 
  • Realizar los trámites de inicio de actividad, entre los que están la el Alta en el Censo de empresarios, la solicitud de Código Cuenta de Cotización (que identifica la cooperativa frente a la Seguridad Social) y el alta, si procede, de los socios/a de trabajo o trabajadores/as) que vayan a desarrollar la actividad. 
  • Cuando el Registro de cooperativas nos inscribe, solicitamos a Hacienda el NIF definitivo. 
  • Solicitar los libros sociales (libor de actas de la asamblea, libro de socios, etc.)

Una vez terminados, o también en paralelo a estos trámites de constitución y de inicio de actividad, habrá que realizar otros trámites en función a las características propias de cada actividad, como la comunicación del centro de trabajo (si lo hay), autorizaciones de apertura (si son necesarias), registros sanitarios (si procede) etc.